PANELLETS



Ingredientes

500 g almendra polvo
400 g azúcar
150 g patata en crudo
ralladura de un limón
1 cucharadita de café soluble
100 g coco rallado
300 g piñones
200 grs almendras a trocitos

Los panellets son de aquellos postres tradicionales de otoño: cuando se recogían los frutos secos. Se comen en la misma época que las castañas, tradicionalmente acompañados por un poquito de buen vino dulce.
La receta de panellets ha pasado en mi familia por generaciones
Hervir la patata entera y sin pelar, solamente si está muy sana y no va a tomar agua o, si dispones de microondas, en 3 ó 4 minutos tendrás la patata lista. Pélala caliente y pásala por el pasapurés o cháfala muy bien con un tenedor. Formar un volvan con la almemndra y en el centro poner el azucar encima la patata que al estar caliente al contacto con el azucar lo ira desaciendo y el huevo y la yema bien batidos y ir incorporando la almendra y la ralladura de limón (sin rallar la parte blanca), primero con una cuchara y luego con las manos muy limpias. Forma un cilindro y guárdalo en el marmol tapado con un paño humedo dejandolo reposar un dia entero. Esta es la masa básica.
Para hacer las distintas variedades de panellets sólo hace falta porcionar la masa y añadir otros ingredientes:
Panellets de café: en un cuenco pequeño añade ¼ parte de la masa (endurecida por el frío)y un poquito de café soluble en polvo. Mezcla, formando un churro largo y estrecho y ve cortando trocitos (del tamaño de una albóndiga más bien pequeña). Moldea rápidamente con las manos una pelotita y hazle un corte en el centro a modo de grano de café.
Panellets de coco: en un cuenco pequeño añade otra ¼ parte de la masa y mezcla con coco rallado, quedará la masa más bien aspera. Forma un churro largo y estrecho y ve cortando trocitos (del tamaño de una albóndiga más bien pequeña). Moldea apretando con los dedos, dándoles forma de seta con su tallo (se colocan con el tallo hacia arriba). No tienen que quedar perfectas (las setas no lo son), las grietas que aparecen se dorarán ligeramente y quedarán muy bien.
Panellets de piñones: son los más clásicos y los que en casa gustan mas, puedes hacerlos con la mitad de la masa cortada y formadas las pelotitas. batir la clara de huevo cuidando que no haga espuma y mezcla en ella los piñones. Con las manos llenas de piñones (mojados en la clara de huevo) toma las pelotitas y continua dándoles la forma redonda mientras se van incrustando ligeramente los piñones en la masa. Esto se hace con las manos sobre el mismo cuenco donde están el resto de los piñones pues se van cayendo. Si se te pegan los piñones en las manos, humedécelas con agua.
De almendra igual que los de piñones pero con forma de herradura y con la almendra a trocitos (la venden ya hecha)
Se puede hacer cualquier otra variedad de panellets adornándolos con trocitos de fruta confitada, almendra entera o media nuez.
Colocar los panellets ya formados sobre una bandeja de horno con papel vegetal (para horno), es imprescindible el papel, pues sin él se pegan mucho. Con en horno a 200 °C, ponlos durante 3 ó 4 minutos; no se tienen que cocer, solamente se debe formar una fina costra exterior que les permita aguantar la forma al guardarlos. Puedes dorarlos muy ligeramente, después, pero su color original es el blanco. Saca los panellets de la bandeja, sólo cuando estén fríos. Se conservan durante varios días en una caja de lata. Con estas cantidades pueden salir unos 65 panellets (unos 25 gramos / unidad).
Imprime esta entrada
 
Plantilla creada por graficopsp y ForoRecetario basada en blogger.